Lecturas del dia

Lecturas y evangelio del dia 

  1. jueves 24 Mayo 2018 : Epístola de Santiago 5,1-6.

    Ustedes, los ricos, lloren y giman por las desgracias que les van a sobrevenir. Porque sus riquezas se han echado a perder y sus vestidos están roídos por la polilla. Su oro y su plata se han herrumbrado, y esa herrumbre dará testimonio contra ustedes y devorará sus cuerpos como un fuego. ¡Ustedes han amontonado riquezas, ahora que es el tiempo final! Sepan que el salario que han retenido a los que trabajaron en sus campos está clamando, y el clamor de los cosechadores ha llegado a los oídos del Señor del universo. Ustedes llevaron en este mundo una vida de lujo y de placer, y se han cebado a sí mismos para el día de la matanza. Han condenado y han matado al justo, sin que él les opusiera resistencia.
  2. jueves 24 Mayo 2018 : Salmo 49(48),14-15ab.15cd-16.17-18.19-20.

    Este es el destino de los que tienen riquezas, y el final de la gente insaciable. Abajo cual rebaño la muerte los reúne, los pastorea y les impone su ley. Son como un espectro desvaído que a la mañana vuelve su casa abajo. Abajo cual rebaño la muerte los reúne, los pastorea y les impone su ley. Son como un espectro desvaído que a la mañana vuelve su casa abajo. Serán puestos como ovejas en el Abismo, la Muerte será su pastor; bajarán derecho a la tumba, su figura se desvanecerá Pero Dios rescatará mi vida, me sacará de las garras del Abismo. No te preocupes cuando un hombre se enriquece o aumenta el esplendor de su casa: cuando muera, no podrá llevarse nada, su esplendor no bajará con él. Aunque en vida se congratulaba, diciendo: “Te alabarán porque lo pasas bien”, igual irá a reunirse con sus antepasados, con esos que nunca verán la luz.
  3. jueves 24 Mayo 2018 :

  4. jueves 24 Mayo 2018 : Evangelio según San Marcos 9,41-50.

    Jesús dijo a sus discípulos: «Les aseguro que no quedará sin recompensa el que les dé de beber un vaso de agua por el hecho de que ustedes pertenecen a Cristo. Si alguien llegara a escandalizar a uno de estos pequeños que tienen fe, sería preferible para él que le ataran al cuello una piedra de moler y lo arrojaran al mar. Si tu mano es para ti ocasión de pecado, córtala, porque más te vale entrar en la Vida manco, que ir con tus dos manos a la Gehena, al fuego inextinguible. Y si tu pie es para ti ocasión de pecado, córtalo, porque más te vale entrar lisiado en la Vida, que ser arrojado con tus dos pies a la Gehena. Y si tu ojo es para ti ocasión de pecado, arráncalo, porque más te vale entrar con un solo ojo en el Reino de Dios, que ser arrojado con tus dos ojos a la Gehena, donde el gusano no muere y el fuego no se apaga. Porque cada uno será salado por el fuego. La sal es una cosa excelente, pero si se vuelve insípida, ¿con qué la volverán a salar? Que haya sal en ustedes mismos y vivan en paz unos con otros».
  5. jueves 24 Mayo 2018 : Commentary San Juan Crisóstomo

    Si quieren ser grandes no alardeen como el fariseo de la parábola (Lc 18:9s), y entonces serán verdaderamente grandes. Crean que no tienen méritos, y entonces tendrán. El publicano se reconoció pecador así mismo, y se convirtió en un justo; ¡cuanto más el justo que se reconoce pecador verá su justicia y sus méritos agrandarse! puesto que la humildad hace justo a un pecador, al reconocer la verdad de su vida; y en el alma de los justos la verdadera humildad actúa de manera más poderosa. No pierdan entonces por la vanagloria los frutos que hubieran podido ganar por medio de sus trabajos, del salario de sus penas, de la recompensa de las labores de sus vidas. Dios conoce mejor que ustedes mismos el bien que hacen. Un simple vaso de agua fresca será recompensado. Dios aprueba la más pequeña limosna, y ni no pueden dar nada, incluso un suspiro de compasión. Dios acoge todo, y se acordará de todo para regresárselos al céntuplo. Dejemos entonces de contar nuestros méritos y de desplegarlos a la luz del día. Si cantamos nuestros méritos, no seremos elogiados por Dios. Gimamos más bien por nuestra miseria, y Dios nos elevará ante los ojos de los demás. Él no quiere que el fruto de nuestra labor se pierda. En su ardiente amor quiere coronar nuestras más pequeñas acciones; él busca todas las ocasiones para librarnos de la gehena.

Fundación COMCRISTO

Fundación COMCRISTO - Laicos de Renovación Católica en el Espiritú Santo

 

  • 4384309 (9:30 - 18:30)
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Cll 65 # 70 c 09
  • Bogotá - Colombia

Nuestras Redes Sociales